Érase una vez…

Un bebé muy travieso, le gustaba mucho jugar con sus juguetes pero no recogerlos, se hacía pipí en el pañal e iba mojadito, la hora de la merienda era un caos…

Pero todo esto cambió cuándo conoció a unas mamis que empezaron a cuidarlo y mimarlo cómo él se merecía, le hacían recoger sus juguetes (eran buenas pero firmes), le daban su papilla, pero también le gustaba que le dieran el pecho, sentir el roce de su boca con sus pezones…

Y por supuesto le cambiaban el pañal, ese era su momento favorito, con su cosita al aire, los mimos, los roces, las caricias…a veces el bebé se ponía “muy contento” y sus mamis le ayudaban a estarlo todavía más…

¿Quieres saber cómo termina el cuento?

¿Prefieres escribir tu propio final?

Contáctanos y te ayudaremos a cumplirlo!

Besitos dulces de vuestras mamis!!

PD: no os perdáis la experiencias que van enviando nuestros bebés para haceros una idea de lo que os espera…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s